Iluminación suspendida en tu boda

Estos últimos años nos hemos hartado de ver guirnaldas de luces de verbena. ¡Qué bonitas son y qué bonitas quedan!. Pero no nos engañemos, al final es otro capricho que se junta con los otros trescientos que nos entran por los ojos mirando Pinterest, ¿verdad?. La pena es que al final hay que poner un límite al presupuesto. Ya nos gustaría (tanto a novias como a nosotras) que las novias tuvieran un presupuesto ilimitado, pero eso, salvo contadas excepciones, no pasa. Lo normal es que se tenga muy en cuenta la partida presupuestaria y querer lo máximo posible dentro de unos límites.

Para este particular hay novias que se decantan por otras opciones que quedan súper bonitas también y que realzan partes del jardín o la finca con otro tipo de iluminación, más cálido, más decorativo. Es lo que nosotras llamamos iluminación suspendida.

Según el espacio donde haya que ponerlo podemos hacer varias cosas: vasitos con vela, faroles pequeños, faroles de papel con luces. Queda precioso. Yo he estado en fincas en las que según se va el sol parece que vayan a salir los lobos. Olvídate de hacer algo en esa zona de cóctel después del atardecer. Pero haciendo esto que os digo, cambia totalmente el escenario. Una explanada de césped metida en una negrura absoluta se transforma en un espacio de iluminación indirecta donde las cosas resaltan de otra manera y apetece estar.

Cada vez más parejas deciden hacer su cena en exterior. Y si la finca no está bien equipada, esto también es una opción recomendable.

¿Qué os parece?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s