La boda en el Parador de Oropesa de Ana y Edu


Hoy volvemos de nuevo con una boda, que no solo es bonita por fuera sino que también por dentro, por las personas que la protagonizaron, porque son bonitos, bonitos como pocos. Hoy os traemos la boda de Ana y Edu.
Una boda en la que una vez más nos ocupamos de absolutamente todo y una vez más conseguimos una boda perfecta e inolvidable.

La primera vez que hablé con Ana supe que iba a ser una de esas novias que no olvidaría nunca….jajajajaja.
Fue la novia que antes de que yo le mandara nuestro informe de decoración, ¡¡¡ya me había mandado ella el suyo!!!! La novia que parecía la wedding planner porque tenía todo controlado al milímetro, pero a la vez tengo que decir que siempre me escuchó y siempre tuvo en cuenta todo lo que le dije.

Ana es un amor, es un cielo de niña; nuestra relación fue muy estrecha desde el principio y yo creo que desde que cerró la boda con nosotras no hubo largos periodos de tiempo en que no cruzáramos un whatsapp, porque en esas largas conversaciones no solo hay tiempo para “la boda”, sino que al final nos contamos nuestras propias vidas. Por eso llega el día de  la boda y lloro como una tonta cuando las veo tan guapas. Y pasa la boda y las echo de menos, hasta el infinito y mas allá.

A pesar de sus informes cruzados con mis informes fue muy fácil trabajar con Ana, pero también tengo que decir que quedó completamente enamorada de su boda.

Y de Edu qué voy a decir, no puedo decir nada que no sea que es un tío GENIAL, GENIAL en mayúsculas, cariñoso, agradecido (sobre todo con su deseado seating inspirado en los discos de Manolo García con el que yo creo que llegó a perder el sueño. Pero llegó su día y le faltó tiempo para venir a decirnos lo mucho que le había gustado. Como os digo, un verdadero amor de persona.

Solo puedo decir de ellos que se portaron con nosotras como nadie; ellos y su maravillosa familia, y que para nosotras fue un verdadero placer y de los grandes, que contaran con nosotras y poder hacer de su boda lo maravillosa y preciosa boda que fue, y que ahora mismo vamos a compartir con tod@s vosotr@s.

Ana y Edu se casaron en Oropesa (Toledo), con una preciosa y típica ceremonia religiosa, una boda “típica”, ya que acompañaron tanto al novio como a la novia, la Asociación de Coros y Danzas Revolvedera, algo que era muy especial para Ana, ya que desde pequeña, desde los 6 o 7 años, había bailado en el grupo junto con sus amigas.
El grupo cantó jotas a la salida de los novios de la iglesia, donde les homenajearon con un baile y posteriormente en la plaza de Oropesa bailaron con los novios una jota llamada la Rondeña Navalqueña, que es realmente bonito de ver bailar por el movimiento de las faldas.
Posteriormente los novios realizaron la recepción y la posterior cena en el maravilloso Parador de Oropesa, un marco incomparable para la boda que se realizó allí.

Decoramos la iglesia, desde las escaleras de entrada con cajas de madera y cestos con diferentes tipos de plantas, a la decoración del altar de la iglesia con arbolitos boj, hortensias, margaritas y damajuanas con flor, acompañada de un pasillo de ramilletes de paniculata.
Continuamos en el Parador con diferentes rincones decorativos. Una decoración homogénea y muy pero que muy cuidada compuesta por un Photo Booth combinado con pallets con helecho y banderitas de tela y un sillón isabelino donde los invitados se realizaron muchísimas fotografías, un libro de firmas combinando distintos elementos decorativos, en el que los invitados escribían sus mensajes en trozos de tela, que colocaban en una bicicleta para que los novios posteriormente se hicieran una colcha con ellas. Y siempre creando un momento especial para la nostalgia, un rincón con fotografías de los novios con todos los invitados. Hubo fotografías para todos los asistentes, eso sí, especialmente dedicadas a cada uno de ellos. Y no podía faltar el Seating plan totalmente personalizado para Edu, con discos de su cantante favorito, sobre una estructura de pallets.

Todo esto acompañado de otros detalles que repartimos por la zona de cóctel, como las escaleras de subida a la piscina con cestos con plantas, un rincón de bienvenida con cubre tacones para las señoras y un rincón decorativo con toallitas limpiamanos de paso al cóctel.

Una decoración perfecta para un espacio perfecto con unos invitados perfectos y unos novios más que perfectos, a los que seguimos adorando. Y todo ello acompañadas, como siempre, por grandísimos profesionales del sector. Estos resultados no serían posibles sin ellos.

Bueno, os dejamos con la boda de Ana y Edu, mostrando unas maravillosas fotografías de  Natalia Ibarra, la cual no pudo plasmar mejor lo que se vivió ese día,  y cómo no, dándoles una vez más las gracias a Ana y a Edu por ser como son, por querernos tanto, por confiar en nosotras y por lo más importante de todo, seguir permaneciendo todavía en nuestras vidas.
¡¡Os queremos chicos!!

 

Organización, diseño y decoración: Colores de Boda

Fotografía: Natalia Ibarra

Vestido novia: Pronovias
Pendientes y alianzas: Rabat
Zapatos: Jorge Larrañaga
Estilista: Monica Roldan
Traje novio: Scalpers
Zapatos: Berwick

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s